lunes, 16 de enero de 2017

LOS LANZALLAMAS (ROBERTO ARLT), PALINURO DE MÉXICO (FERNANDO DEL PASO), TRACTATUS (WITTGENSTEIN) Y LA FUTILIDAD DE LA CIENCIA

El remedio que ofrecen los intelectuales, el Conocimiento, es estúpido. Si usted conociera ahora todos los secretos de la mecánica o de la ingeniería y de la química, no sería un adarme más feliz de lo que es ahora. Porque esas ciencias no son las verdades de nuestro cuerpo. Nuestro cuerpo tiene otras verdades. Es en sí una verdad. Y la verdad, la verdad es el río que corre, la piedra que cae. El postulado de Newton... es la mentira. Aunque fuera verdad; ponga que el postulado de Newton es verdad. El postulado no es la piedra. Esa diferencia entre el objeto y la definición es la que hace inútil para nuestra vida las verdades o las mentiras de la ciencia. ¿Me comprende usted?
Los lanzallamas, Roberto Arlt

Sí, sin duda la erudición del primo Walter era más bien un lastre. Saber que el ojo humano tiene siete millones de conos, no parecía un conocimiento que lo ayudara a ver mejor, porque el primo Walter fue siempre bastante miope. Saber que el rubor es causado por la dilatación de los vasos faciales periféricos, no parecía tampoco servirle de gran cosa, porque Walter se sonrojaba contra su voluntad a la menor provocación. Saber, por último, que nuestro sistema nervioso tiene diez mil millones de neuronas y cien mil millones de células gliales, no parecía ya no digamos un dato que ayudara a nadie a ser más feliz en la vida, sino ni siquiera un conocimiento que contribuyera a la propia inteligencia del primo
Palinuro de México, Fernando del Paso

6.52. Sentimos que aun cuando todas las ‘posibles’ cuestiones científicas hayan recibido respuesta, nuestros problemas vitales todavía no se han rozado en lo más mínimo. Por supuesto que entonces no queda pregunta alguna; y eso es precisamente la respuesta
Tractatus Logico-Philosophicus, Wittgenstein


¿Para qué afanarse entonces en estudiar la ciencia?

lunes, 2 de enero de 2017

JERNIGAN (DAVID GATES) Y LA PERSPECTIVA ESPACIO-TEMPORAL

Con esos momentos bochornosos, lo mejor que se podía hacer era no pensar en ellos. En cuanto avanzara un poquito- aquí estoy haciendo una analogía entre el tiempo y la distancia, aunque no estoy seguro de que sea correcta-, esa historia quedaría en el pasado, cada vez más pequeña. La ley de la perspectiva, como explicaba el libro de Jon Gnaby que me regalaron por Navidad. Como cuando explotaba una bomba atómica, que cuanto más lejos estabas- en uno de los monótonos pasajes de Jon Gnaby-, menos te achicharrabas. No me explico bien


Al final no se explica bien, como él mismo reconoce, pero la analogía me gusta; sin en Física moderna hay que hablar del continuo espacio-tiempo me parece adecuado hablar de perspectiva temporal. Cuando hagamos algo bochornoso, en lugar de salir cuanto antes del escenario,  basta con quedarse quieto y pensar como en el cuento del anillo del rey: 'esto también pasará'. Aquellas personas que son capaces de vislumbrar cómo se reirán en el futuro con la cagada hecha en el presente logran alcanzar grandes cotas de felicidad

lunes, 19 de diciembre de 2016

MI VIDA AL AIRE LIBRE (MIGUEL DELIBES), LA GALLINA CIEGA (MAX AUB) Y EL CARÁCTER CIENTÍFICO DEL FÚTBOL

Es claro que si yo hubiese puesto la mitad del interés que puse en el fútbol en la química o las matemáticas, otro gallo me hubiera cantado, pero no fue así. A mí lo que exaltaba era el fútbol y ávido de darle una categoría científica, inventé la primera teoría, que formulé con terminología de ley en 1932: el equipo que después de perder en casa visita a otro que viene de ganar fuera, si no se alza con el triunfo sumará al menos uno de los dos puntos en litigio. Consideraba esta ley fruto de la observación, como todas la grandes leyes científicas que rigen la vida y el universo, y me jactaba de ella. El fútbol era una cosa muy seria puesto que admitía su vertebración en leyes. Y como esta formulación encerraba buenas parte de verdad, en el colegio me dio nombradía y, diez años más tarde, el cronista deportivo de El Norte de Castilla, al hacer los pronósticos del sábado mencionaba la ley Delibes como un físico menconaría a Newton al hablar de la gravitación universal.(Mi vida al aire libre, Miguel Delibes)

- Te apasionaba la política.
- Bien aplicado el pasado. Ahora prefiero el fútbol. Me parece más lógico matarse por un gol de más o menos metido, según las reglas establecidas, por nosotros al Zaragoza. En cambio, las teorías políticas carecen de fundamento, igual que la física, las matemáticas o la medicina. Soy del Sevilla. (La gallina ciega, Max Aub)


Cualquier intento de introducir algún tipo de orden científico en el fútbol responde en realidad a la más pura superstición. Yo veo los partidos del Sevilla con varios rituales que creo que ayudan a mi equipo a ganar, Si el Sevilla ataca de izquierda a derecha yo cruzo la pierna izquierda sobre la derecha. Si el resultado es digno estoy con los brazos cruzados, y si hay que remontar entrelazo mis manos en la nuca. Cuando fumaba tenía que encender el cigarro cuando el Sevilla tenía el balón, lo que me obligaba a encenderlo rápidamente, pues en aquella época nos duraba muy poco la posesión del balón.
Si no veo el partido y me quiero informar de cómo va, el orden de más a menos gafe fuente de información es el siguiente: teletexto, Twitter, radio y Facebook
Si esto hago yo, que soy profesor de Física y Química y tengo cuarenta años, ¿qué no hará otra gente?
Otro campo donde se intenta crear modelos que anticipen los resultados es en las inversiones en Bolsa, como se reflejaba en la película Pi, fe en el caos

lunes, 5 de diciembre de 2016

MI PRIMO, MI GASTROENTERÓLOGO (MARK LEYNER) Y LA SOPA PRIMITIVA

Le pregunté a la camarera por la soup du jour y ella me dijo que se trataba de la sopa primordial, es decir, amoníaco y metano mezclados con agua oceánica y preparada en presencia de relámpagos. Vaya, tomaré una sopera de ese caldo embrionario, digo, la reserva dando paso a la euforia.


La sopa primitiva o caldo primordial es probablemente la hipótesis que mejor describe cómo se inció la vida en nuestro planeta, La teoría fue propuesta por el ruso Oparin en 1920 y reproducida experimentalmente unos treinta años más tarde por Staney Miller. Efectivamente el texto aproxima bastante bien la composición de este caldo primario y abiótico: amoniaco, metano, habría que añadir gases de hidrógeno y agua como en cualquier sopa que se precie. Staney Miller agitó esta sopa como si fuera una coctelera, la calentó y al sometió a radiación UV de tal manera que consiguió obtener aminoácidos, que se consideran los precursores de la vida.
Al equipo de redacción de este blog le ha parecido apropiado publicar esta entrada en esta época del año tan propicia a las sopitas calentitas



lunes, 21 de noviembre de 2016

LA FUGITIVA (MARCEL PROUST), DIEZ DE DICIEMBRE (GEORGE SAUNDERS) Y LAS ERRATAS CIENTÍFICAS

.. y el agua como una combinación de hidrógeno y nitrógeno (sic)…”
Marcel Proust, La fugitiva, pág 274, Biblioteca Proust, Alianza Editorial

"Ya había recorrido tres cuartos, es decir, un sesenta por ciento"
Diez de diciembre, George Saunders, pág 250




La diferencia entre una errata y una falta de ortografía es que esta última se comete por ignorancia y la primera, inevitable como saben todos los editores, es un error tan de bulto que se atribuye a la casualidad o la mala suerte. Lo mismo podríamos hablar de erratas científicas, ¿desconocía Proust que el agua está compuesta de hidrógeno y oxígeno? improbable. ¿No sabe calcular George Saunders ni su traductor Ben Clark un % básico?  Algo más improbable y que sea una especie de broma

lunes, 7 de noviembre de 2016

PALINURO DE MÉXICO (FERNANDO DEL PASO) Y LA CONTRIBUCIÓN DE LOS ANIMALES AL PROGRESO DE LA CIENCIA

Y la lista de los pobres animales que habían contribuido al progreso de la ciencia, y de los que iban a contribuir en el futuro, era interminable. Avenzoar le sacaba los bronquios a las cabras. el mismo Galeno dejaba sin voz a los animales seccionándoles los nervios recurrentes. Plinio disecaba camaleones. Rufus de Éfeso destazaba monos para estudiar su anatomía, Behring quemaba a los conejos con tricloruro de yodo. y mientras Pavlov volvía neuróticos a los perros jugándoles bromas con sus reflejos más sagrados y engañándolos con luces y campanas, Bard y Mountcastle privaban a los gatos de sus estructuras rinencefálicas, tornándolos feroces, y Roux dejaba al descubierto el cerebro tembloroso de un perro vivo. Block abría conejos, los hería en el corazón, los operaba del mismo corazón, los suturaba y los dejaba vivir



Así como se dice que los poetas miran con ojos de niños, los científicos son a veces capaces de compartir con la infancia esa mezcla de curiosidad y crueldad que les lleva a hurgar con un escalpelo o con un palito, según el caso. Aún recuerdo un día que de pequeños encontramos un gorrión muerto y lo intentamos disecar, aún recuerdo el olor de aquello. Los animales siempre me han causado respeto y curiosidad y nunca he sido cruel con ellos, no sé si en esto ha influido mi educación 100% urbana. Tampoco he llegado al extremo de hacerme vegetariano, ya muertos y cocinados no me viene ningún sentimiento de compasión, depende mucho del tamaño del animal en cualquier caso porque, ¿quién puede sentir lástima de una gamba de Huelva? 

lunes, 24 de octubre de 2016

SOLAR (IAN MCEWAN) Y LA MECÁNICA CUÁNTICA COMO FILOSOFÍA ORIENTAL

Mecánica cuántica. Qué depósito, qué vertedero era de aspiraciones humanas, la línea fronteriza donde el rigor matemático derrotaba al sentido común, y la razón y la fantasía se mezclaban irracionalmente. Aquí podían encontrar lo que necesitaban los que tenían inclinaciones místicas, y pretender que la ciencia era la prueba. Y para esos hombres ingeniosos en su tiempo libre, qué música más fantasmal y hermosa deben ser- ‘asimetría espectral, resonancias, entrelazamiento, osciladores cuánticos armónicos’- los cautivadores aires antiguos, la armonía de las esferas que podían transformar un muro de plomo en oro, y crear el motor que funciona prácticamente con nada, con partículas virtuales, que no causaban daño y proporcionaban energía a las empresas humanas, además de ahorrarla



¿Quién tiene la culpa de que los charlatanes se hayan apropiado del término cuántico?  Los extremos se atraen, se suele decir, y también se tocan los extremos, cerrando el círculo, claro. El físico-matemático más rancio, con sus gafas y su calculadora en el bolsillo de su camisa de cuadros comparte la nomenclatura 'cuántica' con el calvo con coleta y pantalón blanco y flojito, que habla de la armonía del Universo y dice yuyuyuyuyu, como Carlos Jesús.
Son demasiado difíciles las matemáticas, el texto lo dice bien, derrotan al sentido común; más adelante también se hace la siguiente pregunta sobre la Mecánica cuántica: ¿es una descripción del mundo real o es simplemente un sistema que casualmente funciona?
Bien me gustaría a mí que, como leí anoche en un libro, no hubiera deslealtad y ninguna contradicción deslindara lo cotidiano de lo insólito